sábado, 28 de noviembre de 2009

Viernes

encontré restos de ganchos de ropa descuartizados camino a la universidad. ya casi se acaba noviembre y sobre la calle los árboles están que se abrazan, o lo intentan. llego a las cinco de la mañana y escojo la mezcla más disonante que encuentro en la refrigeradora para desayunar antes de dormir.

1 comentario:

Anti-Raúl dijo...

Siempre me gustó la idea de descuartizar objetos inanimados( Ese es un bello pleonasmo, de hecho). :D