miércoles, 30 de abril de 2008

Un Hansi en el Plano Cartesiano...

... y hablando...

domingo, 27 de abril de 2008

Mis peces

Vivo con dos ovíparos de respiración branquial: el señor Páramo y el señor Feudal. El señor Páramo es rojo, mayor y más pequeño que el señor Feudal. Creo que no soy la única que piensa que su nombre combina perfectamente con su carácter, aunque no sé si Juan Rulfo me resiente haberlo bautizado así, y sin su permiso. No tiene una mirada muy expresiva, el tipo. Pero cuando pego mi cara a la pecera se acerca, saluda y exige su ración diaria de comida de pez apestosa. O por lo menos yo pienso que lo hace. Tengo la sospecha de que es de tendencia izquierdista. Cuando fui a la tienda de mascotas la semana pasada me explicaron cómo distinguir si un pez es hombre o mujer, y desde entonces tengo dudas sobre su sexualidad. No importa, igual no le cambiaría el nombre. Señora Páramo suena horrible. De lo que sí estoy segura, es que él es la reencarnación de Gregorio Carlos Samsa, quien murió enigmáticamente después de una semana de haber estado bajo mi tutela. No estoy muy orgullosa de decir esto, pero ahora habita en la tubería. El señor Feudal es negro, y su cola casi forma un círculo perfecto. Tiene una nariz picuda y sé que si pudiera hablar me confesaría que tiene una obsesión con la palabra protoplasma, igual que yo. Lo extraño es que nunca lo he visto comer y casi siempre pasa suspendido a pocos centímetros del fondo de la pecera. Si los peces tuvieran pelo, él lo tuviera rizado.

viernes, 25 de abril de 2008

Los Locos de Abril (Ricardo Lindo)

Abril es suave, con manos antiguas, con grandes sombreros de flores con estatuas. Abril es dulce y hasta hermosa, pese a sus dientes muy pequeños y separados, a sus párpados pálidos. Suele tener las manos manchadas de moho de sus cultivos. Los cultiva en grandes botes de cristal. Se llaman Alejo, Sergio y Eduardo.
Alejo tiene una rosa en una jaula, a la cual dá lecciones para que sea lo más parecida posible a un canario, pues piensa que cuando la rosa cante le dará mucho dinero en el circo. Como la rosa suele ofrecer resitencia, Alejo saca su pistola y le dispara.
Sergio es más romántico. Vive del recuerdo de una postal amarillenta de una mariposa disecada.
Eduardo tiene una colección de ríos en una cajita de cerillas.
Cree todas las mañanas en la existencia de Australia.
Pero cuando llega el anochecer, y el cielo más azul que el licor de los nenúfares emborracha las ventanas de la casa, Abril cierra puertas, ventanas y resquicios, y apaga la luz. De este modo los mata cada noche.

Carros no-visibles

o quizás el parqueo entero no existe (teoría respaldable por la patafísica)

Se venden mundos a cincuenta centavos de dólar


jueves, 24 de abril de 2008

Extracción Quirúrgica de Quiste Epidermoide

Había una vez una chibolita en mi brazo. Un día vino Hansi y dijo Joha eso no está bien, si no vas al doctor me enojo, y bueno, le hice caso. Fui al doctor y el doctor dijo Johanna eso no está bien, por qué no habías venido antes. Luego le puso un nombre algo pretencioso: "Quiste epidermoide". Que razón que tiene Álex Grijelmo, pensé. El doctor sí que tiene sus palabras peculiares. Luego agregó que tenía que hacerme una "extracción quirúrgica", que la chibolita no podía quedarse en mi brazo eternamente, como yo había pensado (siendo algo cobarde, para ser honesta). El martes vino el doctor con su cuchillito, me abrió el brazo y me sacó la cuestión. Creo que la tenía algo mitificada, porque su aspecto no me entusiasmó demasiado (en realidad me alegré de que ya no compartiéramos un brazo). Ahora ando con un parche plástico un poco molesto, que se supone que me tiene que durar una semana, y mi mamá adora a Hansi por haberme obligado a ir al doctor.

lunes, 21 de abril de 2008

Cuadro Febril (Álex Grijelmo)

Uno le dice al médico que le duele a uno la cabeza, y el médico le responderá a uno que entonces uno sufre "una jaqueca". Y si le cuenta usted que se ha caído por las escaleras y tiene golpes en todo el cuerpo le diagnosticará "un politraumatismo". También puede acudir a él porque siente el malestar general que causa una gripe (o gripa, en algunos países de América) y en tal caso le precisará que padece "un proceso gripal". Pero si sólo tiene fiebre resolverá que está afectado por "un cuadro febril". Tal vez le convenga a usted hacerse un análisis, y así le enviará a otro servicio para que le practiquen "una analítica". Por supuesto, si le vuelven loco no será un loco, sino un "enfermo psiquiátrico", pero no irá a un manicomio, que ya no existen porque han adquirido la categoría de "hospital".
No tendrá usted una enfermedad, sino una "patología". Si está moribundo, Dios no lo quiera, le dirán que "ha entrado en fase terminal", y si un accidentado sufrió lesiones mortales el médico decidirá que eran "lesiones incompatibles con la vida".
No deja de tener un arte todo eso. Lo que todos llamamos de una manera llana adquiere en el lenguaje médico la solemnidad que dan las palabras científicas. Para que comprendamos su sapiencia, y nos muramos más a gusto.

domingo, 20 de abril de 2008

Plato que hizo meiosis...

...y ahora aparentemente da la hora (si uno se fija muy muy bien)

jueves, 17 de abril de 2008

lunes, 14 de abril de 2008

HANSI

ADVERTENCIA: ....


video

Si usted reproduce este video 19 veces, puede ocasionar un terremoto. Ajá.

Cena de 7 (conversación verídica #3)

-Los espaguetis tienen jamón.
-Johanna, ¿Qué palabra bonita te dijo Ariel?
-Ovoictolacteovegetarianismo, mamá.
-Gloria, ¿Y vos ya comés jamón?
-No, pero me dio pereza sacarlo.
-No te va a pasar nada.
-Sólo me van a quedar residuos energéticos no deseados. Es una cuestión de vibraciones.

(Todas se retiran de la mesa, menos Rolf, Atilio y Tito. Rolf agarra la miel de remolacha, la mira fijamente por sobre sus lentes. Atilio y Tito oscilan desesperadamente sobre una silla única)
-…” Zuckerrübensyrup”… he aquí la exageración de los alemanes... “hecha de las mejores remolachas”... “Punktgenau”... bien dosificada. Un punto de miel basta, no como vos lo hacés, Johi (hace movimiento de espiral con la mano), eso es demasiado.

-Gloria, ¿Esas gallinas son otras?
-No, es que eran negras, pero mi mamá las pintó.
-Es que estaban oxidadas. Y el óxido es malo para el Feng Shui de la casa. Es una cuestión de energía. Son energía de entropía. Niños, ¿Se saben otra palabra para entropía?
-Estoy pensando.
-Disolución, degeneración…
-Degeneración no, porque no necesariamente se degenera.
-Yo ya no hablo de eso, porque la vez pasada me regañó la Johanna por estar diciendo que todo se arruina. ¿Y al final hiciste queso, Tito?
-Técnicamente no, porque no le puse las gotitas de pasteurizar.
-Ah entonces si no le echaste se hizo una cuajada sufrida y tuviste que agarrarla así (gesto con las manos).
-Pero no, guacala, es blanca.

-¿Quieren postre de coco?
-Atilio no quiere, porque es blanco.
-No, no, si quiero.
-Es que a él le dan asco las cosas blancas líquidas y aguaditas.
-Es de coco. Producto nacional, ¿Verdad? Tus cocos siempre crecen con amor, Gloria.

viernes, 11 de abril de 2008

Reloj completamente funcional


(Título y autor desconocidos)

Un médico llamado Starling paseaba una mañana de 1905 por el campo cuando observó en lo alto de un árbol una luz a la que se acercó con cautela "No temas" dijo una voz procedente del resplandor, "¿Quién eres?", preguntó Starling. "Soy una hormona", respondió la voz. "¿Y qué es una hormona?" "Una sustancia de naturaleza proteica o esteroide que determina la morfología y el metabolismo del cuerpo, los caracteres sexuales y todo cuanto seas capaz de imaginar". Starling anunció la buena nueva a la comunidad científica y en poco tiempo florecieron los templos o laboratorios al culto, no ya de la hormona en general, sino de la testosterona, el estrógeno y otros fluidos glandulares a quienes el fervor endocrino erigió altares por doquier.

Durante mucho tiempo se creyó que para combatir cualquier insuficiencia bastaba con hacer rogativas a la hormona correspondiente. Entonces apareció el anticristo de la hormona, que no es otro que el gen. Algunos profetas lo habían anunciado: "La genética os confundirá con sus milagros, tomará una oveja y la duplicará, y una gallina y la desdoblará. Se descubrirá el gen de la tos y de la tristeza. A todos ellos se erigirán templos del tamaño de las antiguas catedrales, en los que los gobiernos invertirán miles de millones del presupuesto nacional".

Camarones. (conversación verídica #2)

-Y el camarón que nada, y se mueve, contra la corriente, y el pescador lo agarra. Escribí un poema de eso Johi.
-Escribilo vos, Rolf. El poema del camarón.
-Ah Gloria, yo he comido muchos camarones en mi vida.
-Y que termine siendo un camarón impresor.
-Muchísimos camarones. Riquísimo.

martes, 8 de abril de 2008

Pregunta. (Jorge Galán)

¿La luz es la radiografía de la oscuridad?
¿Lo que lleva adentro?


El sol invadió mi cuarto


Desahogo

-Detesto cuando me golpeo contra el marco de la puerta cuando ando distraída.

-Detesto la cadena que pasan en la radio a las 12:45 pm (esa con María Teresa Fajardo y Francisco Figueroa)

-Detesto que siempre, al dar el vuelto, las cajeras pongan las monedas encima de los billetes.

-Detesto cuando hay que quitar las cortinas para lavarlas y no puedo dormir hasta las doce el domingo sin abrir los ojos y ver que el día ya va por la mitad.

-En sí, detesto los domingos, pero comprendo que tienen que existir por el bien de los sábados.

-Detesto despertarme minutos antes de que suene el despertador.

-Detesto los dibujitos que reemplazan a letras en el messenger, porque tardan en cargar y de ahí me confunden.

-Detesto cuando los locutores de radio hablan encima de las canciones, o repiten el principio de la canción 2 o más veces para seguir hablando.

-Detesto que no vendan Twix en el cine, ni en la gasolinera que queda cerca, y que el súper esté cerrado cuando se me antoja (si, he sido muy perseverante en algunas ocasiones (vos lo sabés Schatzi))

-Detesto cuando me dan un centavo de cambio porque detesto tardarme al tener que contar monedas cuando tengo que pagar algo. Simplemente me tardo demasiado y la gente empieza a poner cara de "x". (además es una maldad que las monedas de diez sean más pequeñas que las de cinco, y las de cinco tengan casi el mismo tamaño que las de veinticinco)

-Detesto cuando sueño que tengo una epifanía y cuando despierto ya no la recuerdo.

-Me da risa cuando le digo a la gente qué es lo que quiero estudiar y cambian de tema, después de algunos minutos de silencio incómodo.

-Detesto cuando me doy cuenta de que lo que compré en la cafetería vale más de diez dólares y no lo supe en el momento por haberlo fiado.

-Detesto cuando me toca pasar a hacer un problema de matemáticas a la pizarra. Mi cerebro simplemente no puede lidiar con eso.

-Detesto cuando me concentro tanto en poner atención en clase, que el profesor me cacha desapercibida, pensando en que debo poner atención en clase.

-Detesto cuando no sé si una palabra lleva tilde o no.

-Detesto ir a una librería o papelería sin dinero.

-Detesto supremamente ir al dentista.

-Me da risa que la gente se asombre cuando me peino.

-Detesto cuando algo que me estoy bajando pasa de tardarse 1 minuto 54 segundos a 3 días 2 horas, o incluso, INFINITO.

Suficiente.

lunes, 7 de abril de 2008

Voto por el suicidio masivo (dilemas adolescentes)

Qué más puede pasar. Que a uno lo ataquen las hormigas (ROJAS!!!!) después de salir de un (sumamente infructuoso) examen de matemáticas parece ya un exceso. Cuando se arruina Word justo al terminar la tarea (el mismo día), ya no se puede más que pensar que hay alguien con ganas de JODER por ahí (y pensar que faltan 4 días para que sea viernes).

jueves, 3 de abril de 2008

Cuestionario no tradicional (Mario Benedetti)

¿Qué piensa del frío?
¿Qué ha influido más en su obra literaria la lucha de clases, García Márquez, el colesterol, el grupo de Chicago, lo real maravilloso, los pezones morenos, el estructuralismo, el churrasco, Dios o el Kh3?
¿Cuál es su odio mas amado?
¿Padece de insomnio en la siesta?
¿Qué opina del páncreas?
¿Es usted soltero, casado, divorciado, viudo, homosexual, impotente? (favor de subrayar la o las palabras que correspondan a su estado actual)
¿Cuál es su dolor preferido?
¿De cuál de las galaxias se siente mas distante?
¿Por qué razón o razones no se ha suicidado?
¿Qué opina del diptongo en general o de algún diptongo en particular?
¿Podría nombrar dentro de su última obra algún caso de analexis interna etéreo-diegética? ¿curable o incurable?
¿Considera que la demencia puede ser un factor de alineación?
y ¿Partidario o enemigo de la diéresis?
¿Ha codiciado alguna vez a la mujer de su prójimo? ¿y que tal?
Y por último…
¿Quién cree que no es, de donde no viene, a donde no va?

miércoles, 2 de abril de 2008

martes, 1 de abril de 2008

Consecuencias (por Hansi, Hugo y Johanna)

Cuando se dio la vuelta se dio cuenta de que el sector oligárquico que no tenía conciencia social cambió el rumbo de la vida de Mendel que parecía mitocondria porque no paraba de vegetar y vegetar cuando escuchó que la razón se perdió entre los dilemas de la vida y las puertas que cierran todas las oportunidades de librarse de las garras para hacerle GRRR!! y satisfacer la necesidad de tomar una buena, tan buena que indudablemente estaba para chuparse los dedos y saborear el dulce sabor a hongos con ayuda de pepinos y otros elementos de la tabla periódica, de los cuales él no conocía la manera de quitarse el vicio que nos llevó a todos a la perdición.

Angular Momentum

Bibliografía: http://xkcd.com/162/

D = [1 , + ∞[