martes, 1 de abril de 2008

Consecuencias (por Hansi, Hugo y Johanna)

Cuando se dio la vuelta se dio cuenta de que el sector oligárquico que no tenía conciencia social cambió el rumbo de la vida de Mendel que parecía mitocondria porque no paraba de vegetar y vegetar cuando escuchó que la razón se perdió entre los dilemas de la vida y las puertas que cierran todas las oportunidades de librarse de las garras para hacerle GRRR!! y satisfacer la necesidad de tomar una buena, tan buena que indudablemente estaba para chuparse los dedos y saborear el dulce sabor a hongos con ayuda de pepinos y otros elementos de la tabla periódica, de los cuales él no conocía la manera de quitarse el vicio que nos llevó a todos a la perdición.