lunes, 30 de noviembre de 2009

Admito, aún ahora busco en todos un triángulo como el de tu labio superior.