sábado, 28 de junio de 2008

La solución al problema de la decisión

Luego de la graduación me puse algo ansiosa. Yo creo que cualquier persona recién graduada ha vivido esa avalancha de personas, parientes, amigos, gente en general, que lo arrincona a uno, lo escudriña con la vista y formula siempre la misma pregunta fatal: “Ajá, y ahora ¿qué vas a estudiar?” Yo creo que las únicas personas a las que les resulta fácil responder esto, es a los estudiantes de medicina. Ellos nacen con el deseo intrínseco de ser médicos. No conocen la indecisión. Malditos.

 Como nunca he tenido un carácter muy fuerte, y me tardo inmedibles cantidades de tiempo para tomar decisiones, quise eludir esa decisión. Para siempre.

Mi novio es colocho. Como no dejo que se corte el pelo, motivo de gran discusión con algunas personas (como mi mamá), lo tiene ya bastante largo. Sí, incluso más largo que el mío, aunque eso no es decir mucho. En fin, su pelo es colocho, negro, y abundante. Pero no sólo eso: también es capaz de albergar, esconder y engendrar cosas. Las personas que han visto a mi perro, Sputnik, opinan -sin excepción- que fue mi novio quien me lo regaló, luego de haberlo encontrado entre su pelo un día que se estaba rascando la cabeza.

Creo que la lógica más simple indica a qué punto quiero llegar con esto.

Hace unos días pensé, bueno, si hay cosas que han logrado salir de su pelo sin problema alguno, también debe poderse entrar en él, sin problema alguno. Así que decidí esconderme en su pelo y así no tener que decidir qué estudiar, nunca. Como mi novio me quiere y todo, no se opuso.

Me despedí de mis amigos y de mis papás. No le dije a nadie a dónde iba, porque igual no me iban a creer. Equipaje no traje, porque obviamente encontraría aquí todo lo que necesito. Sólo tengo que tener cuidado de no caerme cuando él se ducha. Igual, eso no pasa muy seguido. 

9 comentarios:

Yo Camino dijo...

Tenés razón, los que estudian Medicina son los que desde pequeños saben que quieren estudiar. Los primeros que deciden talvez.
Debe de ser alguna predisposición a estudiar medicina que traen en los genes.

Atilio M. Valiente dijo...

Sí, Hansi...no me baño. Digamos que un tercio de las veces que me has visto, no me había bañado.

Nadie dijo...

Este post es hermoso,
me llegó a algún lado.

La solución perfecta.

HansB. dijo...

jajaja bueno atilio ... da igual por lo menos no habia mal olor xD supongo q la cantidad de desodorante q usas debe de ser obsena xD

JD dijo...

Hola! Acabo de descubrir tu blog y me gustan varias de las entradas que has escrito! Te voy a leer de cerca jaja

versosastillas.blogspot.com

Mariolinocopinol dijo...

q buena entrada! ayer solo fue una media pasada por el articulo de LPG, q tristeza ver ese monton de palabras a la derecha de tu blog y solo conocer 30 de ellas, mi lexico esta disminuyendo! : (

LUIS dijo...

INGENIOSO...CUANDO LO TIENES LO TIENES SABES ALGUNAS VECES HE QUERIDO ESCRIBIR COSAS ASI NATURALES SALIDAS. O IRREVERENTES BUENO ESE NO ES TU CASO ME GUSTA SI HE BUSCADO ALGUIEN DE PLATICA INGENIOSA ALFIN LA ENCONTRÉ......

Kika dijo...

Qué lindo blog que tienes, que profunda que sos...Me llega :)
Vendré más seguido por aquí...

Chico dijo...

Te estas haciendo cada vez mas famosa ^^ xD aki ya veo varios fans jajaja.

Y sobre la entrada, "juepuya" acabo de ver una foto de él, y sabia que algo no era normal, sabia que debia haber una fuerza superior detras de esa melena que en los dias de Externado aun era decente xD