lunes, 25 de abril de 2016

Ernesto sueña con la espuma del mar, vista desde muy arriba
(le hace pensar en granitos de arroz)
Cree que en su próxima encarnación será capybara
(y si es así, pretende acosar a Romeo Santos)