lunes, 28 de diciembre de 2015

una lista, para variar

Quizás ser adulto es

-no comer fideos o huevo picado todos los días.

-poder pagar cantidades específicas con monedas de uno, dos o cinco centavos (en euros: las rosaditas) en tiempo record (antes de que la gente ponga cara de X en el súper).

-poseer una olla a presión y/o una prensa de ajo.

-haber olvidado un alto porcentaje de lo que uno aprendió en matemáticas.

-tener un dormitorio con cortinas (importante: haberlas colgado uno mismo).

-comprar un árbol de navidad y las decoraciones correspondientes.

-no olvidarse de regar las plantas (importante: tener plantas (puntos extra por ser comestibles: orégano, albahaca, perejil etc.))

-aprender a usar gavetas sin miedo a olvidar lo que tienen adentro.

-quejarse de que el tiempo pasa demasiado rápido.

-todavía no pensar en colesterol, pero casi.

-llevar menos de tres libros en la cartera.