jueves, 26 de junio de 2014

Medios de transporte

Soñé que en vez de buses habían grupos de cerdos con dos cabezas (una adelante y una atrás) y uno tenía que esperar frente a la puerta a que pasaran, para correr detrás, subirse y llegar a su destino.

Y otro día las válvulas de aire en los trenes y aviones eran regaderas y uno podía ducharse cómodamente sin moverse de su puesto. La mía se rompió a medio champú y en vez de reponerla, la aeromoza me dijo que mejor me duchara luego, ya que estaba mojando a la señora de atrás.

1 comentario:

Auguste Dómine dijo...

Las puertas de los cerdobuses estaban entre sus costillas?