martes, 6 de septiembre de 2011

trabajo

Cada vez que abro la puerta de la oficina siento que estoy reanudando el día anterior,
como si el tiempo ahí fuera un solo hilo larguísimo.