martes, 15 de septiembre de 2009

Nueva lista (lacónica) o autoexilio

Creo que el gusto por el chocolate amargo es una señal inequívoca de envejecimiento.

Tejer es una señal de envejecimiento prematuro. Tomar más de 5 pastillas diarias es, quizás, envejecimiento precoz.

Leer libros, escuchar libros, ver libros, oler libros, sentir libros, degustar libros.

No hay nada mejor que ir de estación final a estación final.

Probablemente hay un nombre para la capacidad de poder dormirse sólo si de fondo está el ruido del ventilador. Si no lo hay, debería.

Tengo un nuevo par de zapatos para enfrentar la vida.

Si alguna vez fundo algo, será un club nostálgico de gente que no quiere que muera el rollo blanco y negro.

El tiempo me cuelga del cuello, no de la muñeca.

2 comentarios:

Carega dijo...

Ventilosomnio, en El Salvador padecía de eso. Es la palabra que se me ocurre.

Godoy dijo...

Opino que ese mal es mas comun de lo que parece.